Loading...
consultas@unove.pe 487 9882 / 728 8978

Úlceras corneal

Ver más Temas de interes

Las úlceras corneales consisten en la pérdida de una o más capas de la córnea. Es una de las patologías oculares más frecuentes en la práctica veterinaria. Pueden ser clasificadas de acuerdo a la profundidad de la lesión en superficiales, profundas, descemetoceles y ruptura o perforación corneal. Poseen diversas etiologías, siendo probablemente el trauma, la más común entre los agentes involucrados. Frecuentemente los pacientes exhiben señales de dolor y fotofobia, seguidas de blefarospasmo, epifora, edema, secreción mucosa a mucopurulenta, hiperemia conjuntival, uveítis, miosis y neovascularización corneal.

Con independencia de su etiología, cronicidad o gravedad, pueden establecerse algunos principios generales acerca del tratamiento médico. Lo más importante es la identificación y eliminación o corrección de la causa. La antibioticoterapia debe ser realizada con antibióticos de amplio espectro. La combinación de triple antibiótico (neomicina y polimixina B junto a bacitracina) es un método de profilaxis de primera elección; la polimixina B es eficaz frente a muchas cepas de Pseudomonas, así como las fluoroquinolonas de última generación. La frecuencia de aplicación de los antibióticos depende de la gravedad del cuadro. Inhibidores de proteasas y colagenasas son buenos coadjuvantes en el tratamiento, debido a que eliminan las enzimas que pueden retardar el proceso cicatricial, siendo los más utilizados la acetilcisteína tópica, EDTA y suero sanguíneo.
En casos graves se puede utilizar antiinflamatorios no esteroidales tópicos (AINES), a fin de controlar la uveitis secundaria, como diclofenaco o flurbiprofeno. El uso de corticoides esta contraindicado por interferir en la cicatrización corneal.

asdas

Úlcera indolente. Se observa epitelio con bordes elevados.

Fuente: DZIEZYC, MILLICHAMP; 2004.

En úlceras profundas la cirugía resulta beneficiosa. La terapia quirúrgica consiste básicamente en recubrir la úlcera, forneciendo protección mecánica. Varias técnicas son utilizadas, entre ellas los flaps conjuntivales, los flaps del tercer párpado, transposiciones corneo-esclerales y la aplicación de membranas biológicas como la cápsula renal y membranas amnióticas. Los injertos conjuntivales proporcionan soporte mecánico para corneas finas o debilitadas, un aporte continuo de suero (que contiene anticolagenasas y factores de crecimiento), una fuente inmediata de fibroblastos que se replican activamente para la regeneración del colágeno estromal y una ruta para la llegada a la úlcera corneal de antibióticos administrados por vía sistémica.

Subir