Loading...
consultas@unove.pe 487 9882 / 728 8978

Blefaritis en gatos

Ver más Temas de interes

La blefaritis es la inflamación de los párpados, en la mayoría de los casos, ésta inflamación afecta las dos capas externas de los párpados; en algunos casos puede extenderse para envolver el revestimiento interior o la conjuntiva palpebral.

La blefaritis puede afectar a uno o ambos ojos. El párpado afectado suele ponerse de color rojo, hinchado y dar comezón, por lo que el gato podrá presentar estrabismo o blefaroespasmo.

Cualquier condición que pueda causar irritación de los párpados puede conducir a blefaritis. Las causas comunes de la blefaritis incluyen anomalías congénitas, alergias, infecciones, tumores y ocasionalmente otros trastornos inflamatorios.

La anomalía congénita del párpado más común que puede predisponer a un gato a desarrollar blefaritis, es el entropión. Los gatos con una cara plana, corta o prominentes pliegues faciales, son más propensos a desarrollar ésta condición. Los tumores más comunes que causan blefaritis en gatos se llaman carcinomas de células escamosas, los gatos blancos están predispuestos a desarrollar estos tumores malignos. La cirugía es el tratamiento de elección para corregir las anomalías del párpado o quitar tumores.

Las alergias a picaduras de insectos, alérgenos inhalantes o alimentos pueden causar blefaritis. Los trastornos alérgicos pueden ser controlados con antibióticos orales de amplio espectro y corticosteroides u otros medicamentos inmunosupresores junto con evitar el alérgeno.

Los gatos que han sido infectados con el virus del herpes felino-1 (FHV-1) pueden desarrollar blefaritis crónica como un problema secundario. Las infecciones crónicas por el virus del herpes pueden ser manejadas con gotas antivirales cuando la condición se acumula.

Las infecciones bacterianas pueden causar abscesos localizados de las glándulas en los párpados o infecciones generalizadas de los párpados. En algunos casos, la infección por estafilococos puede provocar una reacción alérgica, llamada "hipersensibilidad a Staphylococcus". Las infecciones bacterianas se tratarán con ungüentos antibacterianos o gotas tópicas.

Otras causas de blefaritis incluyen trauma externo a los párpados, problemas endocrinos tales como diabetes mellitus, irritantes ambientales tales como humo de tabaco, y complejo de granuloma eosinofílico. En algunos casos, una causa subyacente no se puede determinar y la blefaritis se llamará "blefaritis idiopática". La blefaritis secundaria a un trastorno endocrino se tratará sintomáticamente hasta que se controle el problema endocrino. Si la blefaritis es idiopática, los síntomas pueden ser controlados con medicamentos tópicos; en algunos casos pueden ser necesarios inmunosupresores orales.

Subir