Loading...
consultas@unove.pe 487 9882 / 728 8978

Ojo Rojo

Ver más Temas de interes

El enrojecimiento típicamente representa la inflamación de los tejidos oculares, que puede ser una variante normal o requerir terapia tópica o cirugía de emergencia. La inflamación o infección puede ocurrir con patologías de los párpados externos, nictitante, conjuntiva, córnea, esclerótica, orbita o estructuras intraoculares (úvea, coroides). Los signos más frecuentes suelen ser hiperemia, blefaroespasmo, aumento del parpadeo, secreción excesiva, epifora o prurito. Además, se puede observar opacidad de algunas estructuras oculares, alteración de la presión intraocular y disminución de la visión o ceguera.

Un examen detallado ayudará a obtener un diagnóstico preciso y determinar el tratamiento, el cual consiste en examinar los párpados, la conjuntiva, la córnea y la superficie anterior del iris a través de una fuente de luz focal. Se puede realizar una oftalmoscopía directa e indirecta usando un agente de acción corta como la tropicamida para examinar el segmento posterior. Junto con el examen ocular, el test de Schirmer, la tinción con fluoresceína y la tonometría se deben realizar en cada paciente.

La citología corneal o de conjuntiva, el cultivo de bacterias, análisis de sangre (hemograma completo, perfil bioquímico, descarte de enfermedades infecciosas) y la medición de presión sistémica son recomendables si se sospecha de otra patología.

Subir