Loading...
consultas@unove.pe 487 9882 / 728 8978

Queratitis pigmentaria en braquicefálicos

Ver más Temas de interes

Razas braquicefálicas como Pug, Shih Tzu, Lhasa Apso, entre otras, son propensas a desarrollar pigmentación corneal de rápida evolución, siendo inicialmente focal (en el cuadrante nasal) hasta llegar a cubrir la superficie corneal en su totalidad. El término queratitis pigmentaria es a menudo utilizado para describir específicamente este síndrome clínico en perros braquicefálicos.

La pigmentación corneal resulta del depósito de melanina en la capa epitelial profunda y/o en la superficie de la capa subyacente, el estroma. Usualmente, las células melanocíticas provienen de la conjuntiva limbar y son depositados en la córnea a través de neovascularización, y también por medio de macrófagos y fibroblastos. La migración del pigmento ocurre posterior a la irritación o inflamación crónica de la córnea secundaria a diversas etiologías que, incluyen presencia de distiquias, cilio ectópico, triquiasis del pliegue nasal, entropión, ectropión, queratoconjuntivitis seca y exposición crónica asociada a macrobléfaron, lo cual ocurre en muchas razas braquicefálicas.

El tratamiento en general, está dirigido a detener la progresión de la pigmentación y corregir la causa incitante. Actualmente no hay tratamientos disponibles para eliminar completamente el pigmento que se establece en la córnea; sin embargo, a través de la detección temprana y la pronta intervención, los efectos de la queratitis pigmentaria pueden ser minimizados. La aplicación de medicamentos inmunosupresores como la ciclosporina pueden reducir considerablemente su progresión; se ha demostrado que la ciclosporina inhibe la proliferación y melanogenesis en cultivos de melanocitos humanos.

En razas braquicefálicas, la combinación de procedimientos quirúrgicos, los cuales usualmente incluyen la remoción de la dermis de canto medial, corrección del entropión medial del párpado inferior, y cantoplastía medial o lateral, a menudo evitará la progresión de la enfermedad.

El pigmento es raramente removido quirúrgicamente, ya que estas cirugías debilitan la córnea, dejan cicatrices y puede haber recurrencia de la pigmentación.

Msc. M.V. Pamela Juárez Dongo

C.M.V.P. 7239

Subir