Loading...
consultas@unove.pe 487 9882 / 728 8978

Uso de lentes intraoculares en perros

Ver más Temas de interes

El implante de lentes intraoculares (LIO) ha sido utilizado posterior a la remoción de cataratas en humanos desde la década de 1950. Los LIOs a menudo están hechos de una porción óptica de polimetilmetacrilato (PMMA) con asas flexibles para favorecer la fijación del lente dentro de la bolsa capsular, siendo los primeros reportes de su uso en 1991, en perros.

En la actualidad existen implantes de LIO a base de silicona, hidrogel y acrílicos maleables, lo que ha revolucionado la cirugía de catarata por permitir reducir el tamaño de las incisiones corneales (2.5-3.5 mm) para su aplicación. Esta pequeña incisión reduce el astigmatismo inducido quirúrgicamente asociado al uso de un LIO de PMMA, que requiere una incisión corneal lo suficientemente grande para acomodar un implante de 8-9 mm.

En estudios en caninos, los LIOs flexibles hidrofilicos de acrílico han presentado mayor ventaja frente a otros materiales como el de silicona, por favorecer una implantación más controlada y presentar gran biocompatibilidad. Los lentes acrílicos tienen una mayor adhesión a la cápsula posterior del cristalino y el diseño óptico específico (cuadrado) puede inhibir la migración de las células epiteliales del lente hacia el área óptica.

Investigaciones sugieren que el uso de LIO reduce la formación de opacidades capsulares posterior a la cirugía de catarata, la cual es una de las complicaciones más frecuentes en dicho procedimiento. En aquellos pacientes que se coloca LIO (de aproximadamente 40 dioptrías), la visión posterior a la cirugía es prácticamente normal, recuperando la visión de cerca y con detalles; contrario a los pacientes en los que no es posible el implante de LIO, los cuales permanecen hipermétropes con +14 dioptrías y poseen una razonable visión de lejos, pero no de cerca.

     

Msc MV Pamela Juárez Dongo
  CMVP 7239

Subir